Eneatipo 5

El observador

La atención de este eneatipo mental  está puesta en el campo intelectual, en vez de vivir piensa la vida. La vive desde fuera. Su energía está dirigida en observar desde una posición objetiva. Pensar y analizar por adelantado, ser independiente, reservado, reducir los sentimientos. Mantener su esfera íntima muy al margen. Su punto negativo es la avaricia (sobretodo emocional) y su virtud el desapego. Este tipo necesita mucho espacio personal, no se lo invadas ni creas que es personal si no te cuenta detalles importantes de su vida, la relación más estrecha de todas la tiene consigo mismo.

¿Cómo se relaciona el eneatipo 5?

Este eneatipo huye de las relaciones personales. Siempre digo que con un 5 se puede vivir pero no convivir, porque su reducto íntimo lo guarda para sí mismo. Tiene miedo a ser invadido y actúa como si cada encuentro social fuese un riesgo real a perder su propio espacio. A través de su mirada observadora analizará a las otras personas como si se tratara de un científico en un laboratorio. Te preguntará e incluso parecerá que te está interrogando y cuestionando, pero no es algo personal, no quiere ponerte entre la espada y la pared, sólo quiere descubrir tu manera de actuar y hacer un análisis sobre lo que le estás diciendo. Un 5 tiene poca capacidad empática, necesita entenderte y que le razones aquello que te pasa, ya que su desconexión sentimental le dificulta sentir tus propias emociones. Por lo tanto, en su forma de relacionarse un 5 preguntará y cualquier otro eneatipo sentirá que le está interrogando e incluso cuestionando, lo que puede ser recibido como una agresión por algunas personas, pero nada más lejos de su intención.. Pero detrás de esto no hay una intención de cuestionarte, sino de recopilar la máxima cantidad de información sobre ti y sobre tu manera de vivir y ver el mundo. Otros 5 puede ser que no hablen y se dediquen a observar desde la distancia.                  Un 5, si no te entiende no puede quererte

Cosas difíciles en la relación con el eneatipo 5

– Este eneatipo no se implica en las relaciones, tan solo las observa desde fuera, es como si no fuera con él. Eso puede provocar mucha distancia entre los interlocutores.

– Cuando tienen interés en un tema pueden darle muchas vueltas y perspectivas desde la mente, eso puede aburrir al resto de eneatipos.

– Son fríos debido a la incapacidad para conectar con la emoción y una relación es un intercambio de emociones, no sólo de pensamientos.

– Es posible que te sientas cuestionado. A su lado, acabarás replanteándote muchas creencias, y eso, puede ser abrumador.

– Si se sienten abrumados, se cerrarán y no compartirán.

– Tienen dificultades con la empatía emocional.

– Son tan recelosos con su intimidad que puedes tener un gran amigo 5 y no saber ni a que se dedica.

Cosas fáciles en la relación con el eneatipo 5

– Respetará tu espacio e independencia y no te exigirá.

– Sus sentimientos son lentos, por lo tanto, lo que siente hacia ti evolucionará de una forma lenta pero segura, un cinco suele ser coherente emocionalmente ya que los pone a disposición de la razón.

– Un 5 te ofrecerá mucho compromiso si no se siente forzado contigo y puede ser libre.

– En momentos de crisis pueden ser desapasionados y tranquilos, ofreciendo un espacio de confianza frente al remolino emocional. Pueden ser una buena ancla para personas con mucho vaivén sentimental.

– Son personas con las que puedes hablar de cualquier tema excepto de los que tienen que ver con las relaciones sociales.

– Cómo he puesto en las dificultades, a su lado acabarás replanteándote muchas creencias y esto también puede ser muy estimulante.

– Suelen ser ordenados y metódicos.

¿Qué necesita el eneatipo 5 en la relación?

En una palabra: espacio. Esto es lo que necesita el eneatipo 5 en cualquier relación, huirá si siente que pierde libertad. A pesar de eso, este eneatipo anhela encontrar un lugar seguro en el otro. Necesita recibir un “eres bienvenido”, “me gusta que estés”. De modo que a pesar de su gran independencia puede crear una necesidad de dependencia con su pareja sentimental casi infantil. Allí ha encontrado un espacio seguro, no necesita más relaciones. Un 5 no es sociable, tiene muy poca gente a su alrededor ya que goza de sus espacios de soledad. Un 5 se asusta y hiere si alguien no respeta su reducto de intimidad, si lo siente desaparecerá.  No intentes hacer actividades físicas con él, preferirá compartir contigo juegos de mesa o conocimientos, le encantan las charlas que le aporten información nueva. Junto a él podrás descubrir muchísimas curiosidades, son como una especie de buscador humano, conocen cosas que ni tan siquiera puedes imaginar. Si respetas su independencia, a su lado sentirás tranquilidad y estabilidad, ya que sus emociones son como un mar en calma, y lo que siente hacia ti es bastante estable.

¿Cómo se comporta un eneatipo 5 en la relación amorosa?

En una relación amorosa protegerá su espacio íntimo, y muchos otros eneatipos, en especial los 2, 4 y 6, sentirán que los está excluyendo de su vida. El 5 puede compartimentar los espacios de la vida igual que lo hace con el conocimiento. Pero si este eneatipo siente que tiene una relación contigo segura, es posible que desarrolle una dependencia independiente, es decir, como si tu fueses el vínculo a través del cual se abre al mundo. Como si fueses una especie de mediador con el resto de relaciones sociales.

El eneatipo 5 tiene muchos puntos fuertes: es un buen científico, metódico, un gran intelectual; pero el terreno de las relaciones no es su fuerte, de hecho huye de todas ellas. A pesar de eso, podemos decir que si tienes a un cinco de pareja, en el mejor de los casos tendrás a alguien que te aporta tranquilidad, coherencia y espacio, una persona de sentimientos calmados y con capacidad de razonar en los momentos más difíciles. Por otra parte, también verás a alguien independiente, que no comparte muchas cosas de su intimidad, poco empático (necesita que le razones para poder empatizar) y que parece que te cuestione y analice continuamente.

Eneatipo 4

Eneatipo 6