Eneatipo 9

El mediador

La atención de este eneatipo visceral está puesta en las peticiones y exigencias de los demás y el entorno. Su energía está dirigida en ser sensible con los otros y tratar de complacerlos. Llevar una vida agradable y familiar. Mantener una rutina para que la vida sea previsible y refrenar su rabia. Su punto negativo es la pereza y su virtud la acción cuando contacta con su esencia y supera la pereza. Quiere una vida armoniosa sin dificultades, para que un nueve se abra y te cuente sus dificultades vas a tener que demostrarle que no te enfurece, ya que este tipo hará lo posible por no irritarte.

¿Cómo se relaciona el eneatipo 9?           

El eneatipo 9 no se relaciona, se fusiona con el otro. Es capaz de perderse de vista a sí mismo y adoptar los puntos de vista del otro, empatiza tanto que entra en confluencia y corre el peligro de vivir la vida de los demás en vez de la suya propia.

A su alrededor todo es armonía porqué evita los conflictos, no muestra aquello que le ha enfadado para no irritarte. Sin embargo, un día, decide marcharse y desaparece. No te esfuerces por saber que pasó, es muy posible que nunca te lo explique.

El 9 puede jugar con el amor, es decir, cuando se enfada retira su atención en ti y el amor que te tiene. Espera que tu solo te des cuenta de eso que le ha molestado. Si eso no ocurre, al cabo de un tiempo el 9 puede volver como si nada. Si la ofensa fue muy grave pueden desaparecer para siempre.

A pesar de todo esto, cuando tienen algo claro los 9 son muy testarudos y es difícil moverlos de su posición. Toleran muy mal la presión y se revelarán contra ella haciendo lo que les de la gana, obviamente no confrontarán de forma explícita. Es difícil que el 9 tome decisión, no porqué se instala en la duda como el 6, sino porqué cualquier de las opciones le parece bien. Si le presionas para que elija, aún se resistirá más a hacerlo.

Cosas difíciles en la relación con el eneatipo 9

– Puede ser desesperante intentar conocer su punto de vista, sobre todo si es diferente al tuyo.

– Evita los conflictos.

– Que no exprese sus necesidades no quiere decir que no las tenga, y en ocasiones se enfada si no adivinas lo que necesita.

– Si se enfada contigo te dejará de hablar sin más explicación.

– Cuando tienen algo claro es muy testarudo.

– A su lado, puedes sentir el peso de tener que tomar todas las decisiones, algo que importará poco a un 8 pero desesperará a un 6.

– Puede darte la razón en un conflicto y al otro interlocutor al mismo tiempo, no se posiciona.

– Puede parecer que tienen poca personalidad.

– En caso de estallar de rabia lo hará explosivamente.

Cosas fáciles en la relación con el eneatipo 9

– A su lado es fácil sentir bienestar y calma, ya que buscan armonía por encima de todo.

– Es muy comprensivos con tus necesidades.

– El eneatipo 9 no juzga, tiene la capacidad de mirarte como un niño lo haría a un adulto, no quiere educarte sino aprender de ti.

– Tiene un gran corazón.

– Pueden entregarte todo su tiempo y energía si así se lo pides, su ayuda es completamente altruista, buscando la armonía de la relación.

– Aprecia cualquier detalle que tengas con él y eso le permite tener buenos amigos.

¿Qué necesita el eneatipo 9 en la relación?

En una relación el 9 necesita verse. A menudo desaparece, se hace invisible, y esto puede quedar agudizado en sus relaciones. Uniéndose a gente que tampoco los ve, el 9 se pone al servicio del otro y de sus necesidades pero eso hace que vaya acumulando rabia.

Su anhelo es ser visto y tenido en cuenta, pero no puede ver que para eso necesita mostrarse y verse primero él mismo. Cuando eso ocurre es una persona con una gran capacidad de estar cerca de los otros y además de sí mismo.

A pesar de fusionarse con los demás, tiene una gran necesidad de autonomía y necesita que sea respetado. Es de energía lenta y perezosa, en las carreras más que de sprint es de fondos. Todos los eneatipos habrán salido de la meta y él aún no se habrá colocado en la posición de salida, pero una vez arranca puede seguir dando vueltas mientras los otros están cansados.

No presiones al nueve a que decida o que cambie su decisión porqué a testarudo no le gana nadie. Si ve que aquello que quiere le traerá problemas es posible que lo haga de escondidas, al fin y al cabo, si nadie se entera, todos contentos.

Y si tienes un problema con un 9 no reacciones de forma virulenta o se cerrará en banda y no podréis afrontarlo. Muéstrale un espacio suficientemente protegido y ten paciencia o no conseguirás que te confiese sus dificultades.

¿Cómo se comporta un eneatipo 9 en la relación amorosa?

Los 9 necesitan fundirse con su pareja, a la par que conservan un grado de autonomía. Lo saludable es que se pueda fundir sin confundirse, es decir, que preserve su propia identidad.

Suelen ser parejas que se adaptan a la necesidad de la otra persona, esto puede provocar que el otro sienta que sólo él está tirando adelante de la relación y que el 9 es un sujeto pasivo a la espera de su iniciativa. Esto puede ser un peso muy grande, pero es así.

El 9 evita afrontar los conflictos afectivos, prefiere estar al lado de su pareja, sintiendo la presencia del otro, aunque no diga nada, ya que es corto en palabras.

En ocasiones, en las relaciones de pareja puede convertirse en alguien que se deja llevar por la corriente.

Si tu pareja es un 9 es importante que le ayudes a verse, pero no le presiones porqué conseguirás el efecto contrario. Eso ocurre en ocasiones entre una pareja 3 y 9, mientras que el primero es acción e intenta conseguir lo que se propone, le desespera la lentitud del 9, que intenta apurar el máximo de minutos de cama posibles. Por otro lado, al 9 le sana entrar en acción ya que sino se pierde en pequeños detalles y cosas insignificantes (orden de la casa, que libreta usa para apuntar esto, qué va a comer,…) que le impiden avanzar en los temas importantes. Y al 3 le ayuda la calma del 9 para dejar de hacer y concentrarse más en ser.

En definitiva, con una pareja 9 en el peor de los casos tendrás a alguien evitativo, que pondrá morros cuando se enfade a la espera que adivines lo que le ha pasado, que se enrocará en las decisiones que tome, y al que nada le gustará más que estar tumbado en el sofá. Por otra parte, en su mejor versión, una pareja 9 te aportará calma y serenidad, y sentirás lo que es recibir amor por alguien de gran corazón que te respeta y no te juzga.

Eneatipo 8

Eneatipo 1