Cultivar la alegría II

Esto está muy bien, pero ¿qué puedo hacer para conectar con esa alegría?

Si quieres conectar con la alegría debes empezar a familiarizarte con ella. Piensa en una canción que te transmita esa sensación. ¡Cuidado! Hablo de alegría, no de euforia, la alegría te despierta una sonrisa externa e interna. Si tienes esa sensación de querer correr de un lado a otro, cómo si en vez de sangre tuvieses cocacola y estuvieses a punto de explotar, eso no es alegría, es euforia. La alegría es más relajada.

Concéntrate en el presente. Eckhart Tolle, en “El poder del ahora” (libro que recomiendo absolutamente), explica las ventajas de vivir en el aquí y el ahora. El pasado puede causar melancolía, y el futuro incertidumbre y angustia. El presente es bienestar, concéntrate en el ahora mismo, el momento o instante presente. ¿Cómo puedes hacerlo? Empieza sintiendo el cuerpo, la respiración, tus pies encima del suelo, tus movimientos. El cuerpo te acercará al ahora y eso te acercará a la alegría.

Si estás en un momento de dificultades, empieza a poner objetividad al momento presente. Te propongo un ejercicio, por cada cosa mala que veas, busca otra positiva. La vida es un juego de atención, no se trata que no veas esas dificultades que tienes, sino que dejes de estar ciego delante de las cosas positivas que pasan en tu vida. Por muy pequeñas que parezcan, están allí, míralas. Hay gente que presta mucha atención a las cosas malas y desprecia esas buenas que pasan en su vida, eso atrae aun más las dificultades.

Ocúpate en vez de PRE-ocuparte. Dedica a las dificultades su tiempo, no por mucho preocuparte se solucionan antes. No se trata de ignorarlas, sino de darles su espacio, ni más ni menos. Las mejores soluciones aparecen, cuando dejas descansar la mente, cuando puedes pensar en otra cosa. Además, seguro que esto lo sabes, entonces… ¿Cómo puedes dejar de pensar en ello?

Contacta con tu niño/a interno. Haz caso a ese espíritu infantil que aún tienes. Sal a dar una vuelta, colúmpiate en el parque, ríete de cosas absurdas, permítete dejar de ser el adulto responsable o preocupado durante unas horas al día y permítete ensuciarte, lee un libro, mira una película. Escucha a tu niño y sabrás lo que quiere.

¿Qué más se te ocurre, qué más haces tu para conectar con la alegría?

Espero tus respuestas, mientras, recibe

un alegre abrazo virtual,

Isaac

http://www.youtube.com/watch?v=Ko22S-6ZsyU


Isaac Palomares

Psicólogo sanitario (número de colegiado 24.677) y tengo una experiencia de 15 años dedicándome a la relación de ayuda. También estudié coaching y periodismo.

Escucha mi Podcast

También puedes escribirme: