Cuatro pasos para ser más libre



Cómo ansiamos la libertad…

Este es uno de los valores más preciados por nosotros mismos. Pero, ¿qué hacemos para conseguirla? Nos quejamos mucho de la necesidad de una libertad externa, pero, ¿qué pasa con la libertad interna? Dice Gandhi «No se nos otorgará la libertad externa más que en la medida exacta en que hayamos sabido, en un momento determinado, desarrollar nuestra libertad interna».

Tu eres tu liberador y a la vez tu carcelero. ¿Qué haces, te pones cadenas o te asfaltas caminos?

Fíjate en como te tratas, fíjate qué haces cuando pasa por tu cabeza una idea, una oportunidad, un juego.

¿Qué pasa cuando suena la música? ¿Te permites bailar o te lo prohíbes por el qué dirán?

¿Qué pasa cuando te encierras en casa para que nadie vea el horrible grano que te ha salido?

¿Qué pasa cuando no te atreves a hacer una pregunta en una conferencia por el qué dirán?

¿Qué pasa cuando tu orgullo te impide pedir perdón a quién has herido?

¿Qué pasa cuando no le dices que te gusta a ese amor secreto, por si eres rechazado?

¡Cuántas cadenas nos ponemos que nos impiden ser libres!

Sé consciente de eso que no te dejas hacer, de eso que te esclaviza y te impide la libertad.

Cuatro pasos para ser más libre



1) Toma conciencia de esos momentos en que te pones las cadenas.
2) La próxima vez, ve un poco más allá, no la rompas del todo, sólo permite ir un poco más allá. Verás como la cadena es hecha de aire, y a la que estiras se va disolviendo.
3) Rodéate de esas personas que te ayuden a ser más libre, aléjate de aquellos que van llenando de óxido tus cadenas.
4) Fíjate en esos que tienen libertad para hacer eso sobre lo que tu no te la das y cópialos.


Si todos somos un poco más libres cada día, la sociedad también lo será.


Un abrazo

Isaac Palomares

Psicólogo sanitario (número de colegiado 24.677) y tengo una experiencia de 15 años dedicándome a la relación de ayuda. También estudié coaching y periodismo.

Escucha mi Podcast

También puedes escribirme: