El amor y el dolor

No puedo abrirme sólo a las emociones positivas. Cuando abro mi corazón queda abierto para todo, para el dolor y el amor. Quién cierra su corazón para no sufrir también lo deja cerrado para no amar. Amor y dolor son dos caras de una misma moneda, la consecuencia de desplegar las alas y lanzarse a la corriente de la vida. Al final, cuando abro el corazón es cuando puedo gozar y reír, pero también cuando soy vulnerable. Abrir mi corazón a SENTIR es abrir mi corazón a VIVIR. Tu eliges si quieres vivir o pasar por la vida. Un abrazo,

Isaac Palomares

Psicólogo sanitario (número de colegiado 24.677) y tengo una experiencia de 15 años dedicándome a la relación de ayuda. También estudié coaching y periodismo.

Escucha mi Podcast

También puedes escribirme: